LOS OBJETIVOS DEL DESARROLLO SOSTENIBLE

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS
OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE
17 OBJETIVOS PARA TRANSFORMAR NUESTRO MUNDO
Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo
Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible
Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos
Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas
Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos
Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos
Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos
Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación
Reducir la desigualdad en y entre los países
Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles
Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles
Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos
Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible
Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible
Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles
Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

MATERIAS DE LA
RESPONSABILIDAD SOCIAL
EN LA NORMA ISO 2600

La Guía ISO 26000 es la primera norma verdaderamente universal sobre responsabilidad social y es el fruto de más de 10 años de trabajo de un equipo multidisciplinar. Esta norma ha logrado establecer un consenso global en torno a: qué principios, materias fundamentales y asuntos de responsabilidad social deberían ser tenidos en cuenta por cualquier organización; y qué debería hacer la organización para poner en práctica la RS.

Se dirige a entidades privadas, públicas y no gubernamentales, sea cual sea su tamaño,  sector o ubicación geográfica, y brinda directrices sobre los principios, materias fundamentales y asuntos relacionados con la responsabilidad social y sobre cómo pueden ponerlos en práctica las organizaciones. La idea es que cualquier organización que quiera incorporar criterios de responsabilidad social en sus actividades cotidianas pueda contar con un estándar universalmente consensuado para ello. Por eso, define directrices sobre los principios, materias fundamentales y asuntos relacionados con la responsabilidad social y sobre cómo pueden ponerlos en práctica las organizaciones.

Según lo expuesto, la norma ISO 26000 sintetiza una gran diversidad de criterios en una sola norma internacional, coherente y al alcance de todos, razón por la cual la estamos aplicando en la metodología de este diagnóstico.

La ISO 26000 identifica siete materias fundamentales de RS que toda organización debería considerar en su estrategia de integración de la RS. Estas son:

  • Gobernanza
  • Derechos humanos
  • Prácticas laborales
  • Medio ambiente
  • Prácticas justas de operación
  • Asuntos de consumidores
  • Participación activa en la comunidad

Cada organización definirá en su estrategia de Responsabilidad Social, sobre qué ámbitos trabajar en función de sus impactos positivos y negativos y a las expectativas de sus públicos de interés.

 

GOBERNANZA

La gobernanza es el sistema por el cual una organización toma e implementa decisiones para lograr sus objetivos. Es además el pilar central de la RS, y es un instrumento imprescindible para que las organizaciones aborden el resto de materias fundamentales. Su impacto radica en que a través de la toma de decisiones, una organización puede hacer posible un cambio hacia una conducta socialmente más responsable. Algunos ejemplos de acciones que podrían desprenderse de una buena gobernanza son:

  • Impulsar estrategias y objetivos de RS
  • Avanzar en materia de compromiso y rendición de cuentas
  • Crear una cultura de RS
  • Establecer incentivos para conseguir un desempeño positivo en RS
  • Hacer un uso eficiente de los recursos
  • Mejorar las oportunidades de grupos vulnerables (mujeres, minorías étnicas, etc.) para ocupar puestos de liderazgo
  • Atender las necesidades de las partes interesadas y de las generaciones futuras
  • Mejorar la comunicación con las partes interesadas
  • Fomentar la participación de miembros de la organización en las actividades de RS
  • Hacer una revisión continua de la gobernanza de la organización.

DERECHOS HUMANOS

Los derechos humanos son aquellos derechos que poseen las personas por el simple hecho de haber nacido. Pueden ser civiles y políticos (por ejemplo, el derecho a la vida, la libertad de expresión, la igualdad ante la ley…) o económicos, sociales y culturales (por ejemplo, el derecho a la salud, a la alimentación o a un salario digno). Los derechos humanos:

  • son inherentes a la persona: se nace con ellos,
  • son inalienables: nadie puede renunciar a ellos, ni ser despojados de ellos,
  • son universales: las personas poseen estos derechos, independientemente de su lugar de nacimiento, cultura, raza, religión, etc.,
  • son indivisibles: debe atenderse a todos por igual, no cabe priorizar entre derechos,
  • son interdependientes: la afectación de uno tiene impactos en el resto.

Para asegurar su cumplimiento, sin delegar esta supermisión a la capacidad del estado en el que opera la empresa, la ISO 26000 recomienda a las organizaciones que hagan un esfuerzo por conocer la normativa internacional sobre derechos humanos, incluyendo la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). Esto se debe hacer tanto para la propia organizacion como para su cadena de proveedores.

La ISO 26000 identifica ocho asuntos a tener en cuenta para abordar el tema de cumplimiento de derechos humanos:

  • Debida diligencia: asegurar que la toma de decisiones y el desarrollo de actividades de una organización no tengan impactos negativos sobre los derechos humanos.
  • Situaciones de riesgo para los derechos humanos: identificar situaciones de riesgo para los derechos humanos (por ejemplo: conflictos políticos, fragilidad democrática, corrupción, pobreza extrema, explotación indiscriminada de recursos naturales, trabajo infantil…), y emplear todas las medidas que tenga a su disposición para proteger estos derechos.
  • Evitar la complicidad: evitar cualquier acto u omisión que vulnere los derechos humanos. Ello incluye evitar complicidad directa (violación directa de los derechos humanos), beneficiosa (obtener ventaja de la violación de los derechos humanos por otros) y tácita (no denunciar violaciones de los derechos humanos de las que se tenga conocimiento).
  • Resolución de reclamaciones: Poner a disposición de sus partes interesadas y actores relacionados mecanismos de reclamación, para que se puedan denunciar posibles abusos y exigir compensación.
  • Discriminación y grupos vulnerables: garantizar los derechos humanos de los grupos tradicionalmente discriminados (mujeres, niños y niñas, discapacitados, pueblos indígenas, minorías étnicas, inmigrantes, etc.).
  • Derechos civiles y políticos: identificar los derechos civiles y políticos y hacer todo lo que esté a su alcance para respetarlos y, si es posible, garantizarlos.
  • Derechos económicos, sociales y culturales: identificar los derechos económicos, sociales y culturales y hacer todo lo que esté a su alcance para respetarlos y, si es posible, garantizarlos. Se trata de derechos como la educación, la salud, la alimentación, un trabajo en condiciones favorables y justas, etc.
  • Principios y derechos fundamentales en el trabajo: garantizar la libertad de asociación y negociación colectiva, la igualdad de oportunidades y la no discriminación, y evitar el trabajo forzoso y el trabajo infantil.

PRÁCTICAS LABORALES

Las prácticas laborales de una organización son todas aquellas prácticas y políticas que involucran a las y los trabajadores de la propia organización así como a las personas que trabajan en las empresas que prestan servicios a la organización.

Las políticas incluyen, por ejemplo: reclutamiento, formación y desarrollo, salud, seguridad, procedimientos disciplinarios, promoción, jornada laboral, remuneración, etc.

A través de unas buenas prácticas laborales, una organización puede influir en el contexto social de forma muy positiva: fomento de empleo para colectivos en riesgo de exclusión social, promoción de la conciliación, reducción de la brecha laboral entre hombres y mujeres.

Siguiendo la ISO 26000, algunos asuntos relacionados con las prácticas laborales son: contribuir a aumentar la calidad de vida las personas que trabajan para la organización; realizar un esfuerzo continuo por mejorar la situación de los trabajadores, fomentar y garantizar el mayor nivel posible de bienestar mental, físico y social de sus trabajadores, y prevenir daños en la salud que puedan ser ocasionados por las condiciones laborales; preocuparse por la formación de los empleados e impulsar al máximo las capacidades humanas: facilitar una vida larga y saludable, con acceso al conocimiento y la información, y con oportunidades políticas, económicas y sociales.

 

MEDIO AMBIENTE

Toda organización genera impactos en el medio ambiente: consumo de agua, emisiones de carbono, impacto en la biodiversidad y los ecosistemas, generación de residuos y contaminantes, … La norma ISO 26000 da un toque de atención para abordar el tema del medio ambiente de forma integral, entendiendo la importancia de los factores económicos, sociales, de salubridad y ambientales derivados y la interrelación que existe entre ellos. Toda organización debería tener en cuenta:

  1. Prevención de la contaminación: lo primero que debería hacer una organización es tratar de prevenir al máximo la generación de agentes contaminantes: emisiones al aire, vertidos al agua, gestión de los residuos y uso de productos químicos de alto riesgo, así como a otras formas de contaminación (radiaciones, agentes infecciosos, especies invasoras, ruidos, olores, etc.).
  2. Uso sostenible de los recursos: garantizar la disponibilidad de recursos en el futuro, mediante un uso responsable en el presente.
  3. Mitigación y adaptación al cambio climático: hacer todo lo posible para minimizar la emisión de gases efecto invernadero y tomar medidas para reducir la vulnerabilidad ante el cambio climático.
  4. Protección del medio ambiente, biodiversidad y restauración de hábitats naturales: revertir el impacto negativo de la actividad humana en la estabilidad de los ecosistemas mediante un uso socialmente responsable de los recursos naturales. La protección y restauración en su caso, de la biodiversidad y los ecosistemas, el uso sostenible de la tierra y los recursos naturales, y el fomento de un desarrollo urbano y rural en armonía con el medio ambiente son factores clave a tener en cuenta.

PRÁCTICAS JUSTAS DE OPERACIÓN

Las prácticas justas de operación hacen referencia a la necesidad de que la organización tenga un comportamiento ético en sus relaciones con otras organizaciones, así como con sus partes interesadas.

  1. Anticorrupción: la organización debe implementar políticas y prácticas que eviten que se produzca abuso de poder para obtener beneficios personales: soborno, fraude, desfalco, blanqueo de dinero y tráfico de influencias, etc… Para ello la formación, motivación y educación del personal sobre comportamientos anticorrupción son fundamentales.
  2. Participación política responsable: facilitar procesos y políticas públicas para mejorar la calidad de vida de las personas.
  3. Competencia justa: realizar actividades en consonancia con las leyes en materia de competencia, mecanismos para evitar ser cómplice de conductas anticompetencia, a desarrollar el conocimiento de sus trabajadores en materia de competencia justa y a no aprovecharse de posibles contextos desfavorables (como la pobreza) para obtener beneficio económico.
  4. Promover la responsabilidad social en la cadena de valor: influir en otras organizaciones con las que se relaciona en la cadena de valor, para que adopten un comportamiento socialmente responsable.
  5. Respeto a los derechos de propiedad: procesos y políticas acordes con este derecho y no involucrarse en actividades que lo vulneren.

ASUNTOS DE LAS USUARIAS Y USUARIOS

Es importante que las organizaciones asuman ciertas responsabilidades con sus consumidores, y desarrollen para ello estrategias con información veraz. También se recomienda desarrollar capacitación en ciertos aspectos. Hay siete asuntos que, según la ISO 26000, hay que trabajar en relación con el consumidor y la RS de la organización: 

  1. Prácticas justas de marketing, información objetiva e imparcial y prácticas justas de contratación
  2. Protección de la salud y la seguridad de las y los usuarios: ofrecer productos y servicios seguros y saludables.
  3. Consumo sostenible
  4. Servicios de atención a las y los usuarios, apoyo y resolución de quejas y controversias: ofrecer mecanismos para que las y los usuarios puedan satisfacer sus necesidades tras haber adquirido un producto o disfrutado un servicio.
  5. Protección y privacidad de los datos de los consumidores: la ISO 26000 subraya la importancia de proteger el derecho a la privacidad y confidencialidad de los datos de los consumidores.
  6. Acceso a los servicios.
  7. Educación y toma de conciencia: desarrollar actividades que faciliten que los consumidores tengan conocimiento de sus derechos y responsabilidades.

PARTICIPACIÓN ACTIVA Y DESARROLLO DE LA COMUNIDAD

La ISO 26000 propone desarrollar políticas y procesos que contribuyan al desarrollo político, económico y social de las comunidades de la zona de influencia de las organizaciones. La guia invita a la organización a involucrarse en los siguientes asuntos: 

  1. Participación activa en la comunidad universitaria: para ello, se sugiere participar y apoyar a instituciones o grupos de la sociedad civil con el objeto de ayudar a la resolución de problemas en la comunidad.
  2. Educación y cultura: al efecto, se recomienda que desde la organización se promuevan permanentemente la educación y la cultura.
  3. Creación de empleo y desarrollo de habilidades: las decisiones de inversión y contratación de la organización deberían tener en cuenta su impacto potencial sobre el empleo y tratar de maximizar la creación de empleos de calidad.
  4. Desarrollo y acceso a tecnología: para lo cual se propone facilitar el desarrollo y acceso de los ciudadanos a las tecnologías modernas, bien directamente o mediante alianzas con otras organizaciones y asociaciones.
  5. Generación de riqueza e ingresos: fortalecer los recursos económicos y relaciones sociales en beneficio de la comunidad. En concreto, debería prestarse especial atención a los grupos vulnerables: minorías étnicas, mujeres en situación de riesgo, etc.
  6. Salud: favorecer aquellas actividades que minimicen los riesgos y maximicen los efectos positivos para la salud de la comunidad.
  7. Inversión social: desarrollar proyectos de inversión en los que participe la organización mejoren la calidad de vida de las personas de la comunidad.

RECOMENDACIONES

GOBERNANZA INSTITUCIONAL Y POLÍTICAS DE GESTIÓN

 

  • Desarrollar una política específica de RSU y valorar la necesidad de formular otras políticas relacionadas con Biodiversidad, Cambio Climático, Diversidad y Proveedores, así como otras estrategias, mecanismos o planes que faciliten su implementación.
  • Definir una Estrategia de RS – UA alineada con la estrategia 2014-109 UA 40, y con los ODS, que sea aprobado por el Consejo de Gobierno y Consejo Social.
  • Revisar la definición de RSU para la UA.
  • Crear una Comisión de RS que integre y coordine la gestión de la RS en las diferentes instancias de la universidad e impulse de forma transversal la gestión de la RSU en toda la comunidad.
  • Identificar los grupos de interés para la universidad y planificar su relación con los mismos.
  • Desarrollar memorias de sostenibilidad anuales que recojan los avances y retos de la Universidad en materia de RS, y desarrollar procesos de presentación y comunicación los grupos de interés.
  • Definir y publicar un código ético o código de conducta, que recoja los principios y valores que deben ser asumidos por toda la comunidad universitaria y sea aprobado en Consejo de Gobierno. Una vez definido, será necesario realizar acciones formativas e informativas sobre el mismo para toda la comunidad universitaria.
  • Revisar si la figura de Defensor Universitario funciona como un canal que atiende todas las necesidades implícitas en un sistema de gestión integral de la ética. En caso contrario, fortalecer esta unidad con formación y otras acciones que se consideren oportunas.
  • Redefinir la información a reflejar en los informes periódicos de la oficina del Defensor Universitario, para dar trazabilidad a las acciones y conocer mejor la realidad interna.
  • Valorar la necesidad de redactar una política específica para la gestión de los Derechos Humanos de acuerdo con las directrices de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos u otro estándar internacional.
  • Desarrollar acciones formativas específicas relacionadas con la responsabilidad social en general o con sus aspectos específicos.
  • Elaborar una de base de datos de empresas del entorno local socialmente responsables para incorporarlas como proveedores de productos a adquirir por la UA (para actos de protocolo, por ejemplo).
  • Asesorar al equipo de protocolo de la UA, la venta de productos de la tienda UA y otras instancias que proyecten directamente la imagen de la UA sobre productos socialmente responsables.
  • Promover la venta de alimentos orgánicos y de comercio justo.
  • Impulsar el reconocimiento de la Institución como Universidad por el comercio justo.
  • Aplicar encuestas de satisfacción de alumnado y del profesorado de todas las facultades y publicar resultados anualmente.
  • Realizar informe anual sobre indicadores de la gestión de residuos.
  • Analizar qué residuos se podrían reducir o evitar con campañas de sensibilización en la UA u otras medidas normativas. Ej. Evitar bolsas de plástico.
  • Definir una meta de reducción del uso del plástico para el 2018.
  • Dotar a los edificios de los mecanismos de ahorro energético necesarios.
  • Definir una estrategia de reducción/compensación de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y lucha contra el cambio climático de acuerdo con el Protocolo de emisiones de GEI o estándares basados en dicho protocolo.
  • Registrar la huella de carbono en el registro nacional.
  • Desarrollar una APP de Movilidad sostenible – UA (fomenta la movilidad sostenible y el sentido de pertenencia).
  • Definir un plan de acción en gestión de la Biodiversidad en el campus.
  • Fortalecer los requisitos ambientales para evitar el uso de ciertos materiales en el campus y favorecer los principios de la economía circular8.
  • Valorar el incentivo de otros aspectos de la RS en los procesos de compras: priorizar proveedores de la zona primando la cercanía (apoyo económico al entorno y reducción de emisiones), fomentar la contratación de bienes o servicios a colectivos en riesgo o minorías (ej. empresas operadas por personas con discapacidad, asociaciones de mujeres, comercio justo…).
  • Definir un plan de acción social, alineado a las prioridades en RS, con objetivos y acciones concretas y una organización anual.

    8. La economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos (agua, energía,…) se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Se trata de implementar una nueva economía, circular -no lineal-, basada en el principio de «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

    APRENDIZAJE Y ENSEÑANZA

    • Homogeneizar las competencias relacionadas con la Responsabilidad Social del futuro profesional definiendo al menos una que esté presente en todos los grados.
    • Revisar los planes de estudio de grados directamente relacionados con algún aspecto de la gestión de la Responsabilidad Social (ej. Recursos humanos) e identificaroportunidades de actualización a las nuevas exigencias de la sociedad.
    • Desarrollar una oferta de prácticas en departamentos de sostenibilidad de empresas o en proyectos vinculados con la gestión de la sostenibilidad en las empresas.
    • Diseñar una asignatura optativa a la que puedan acceder los alumnos de cualquier grado de la Universidad de Alicante o al menos una asignatura que pueda insertarse en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales. Otra opción es valorar la creación de un curso con créditos de libre elección sobre Gestión de la Responsabilidad Social, que les permita acercarse al concepto y relacionarlo con su área de conocimiento y futuras responsabilidades laborales o un título propio.
    • Ofrecer orientaciones sobre las salidas profesionales posibles para alumnos regresados de todas las carreras en el sector privado, y hacer rondas con empresas

    INVESTIGACIÓN

    • Definir el impacto a la sociedad de las investigaciones desarrolladas en la UA.
    • Incentivar investigaciones orientadas a la solución de problemas sociales y ambientales (premio anual a una o varias investigaciones).
    • Introducir medidas relacionadas con la gestión ética en la investigación.
    • Adhesión de la UA a la ¨Carta europea del Investigador” y al ¨Código de Conducta para la contratación de investigadores”.
    • Hacer una reunión anual con las Empresas de Base Tecnológica de la UA, para conocer sus avances y dificultades.
      Aviso Legal y Política de Privacidad | Copyright © 2018 | | Diseñado por: